1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer>
Español (spanish formal Internacional)Deutsch (DE-CH-AT)English (United Kingdom)

Historia

PDF Drucken
Keine Übersetzungen vorhanden.

foto3La ciudad ha sido identificada con la mítica Sucro (llamada Sicana antes de la colonización romana), y fue poblada desde hace más de 25.000 años como demuestran los restos del Paleolítico superior encontrados en la cueva del volcán.  

El nombre de Sicana ya aparece en textos del siglo V a. C., en uno de estos se indica la localización de la población en una elevación a orillas del Mediterráneo, junto a la desembocadura del río del mismo nombre (hoy Río Júcar).   

 

 Una vez establecidos los Romanos en la península Ibérica, tanto el río como la ciudad aparecen con el nombre de Sucro.    Según estudios recientes de las fuentes literarias, históricas y geográficas donde aparece la citada ciudad, se confirmó que la ciudad que los griegos llamaban Sicana y los romanos “Sucro oppidum” se hallaba ubicada en lo alto de la Montaña de Cullera.    Siglos más tarde, durante la dominación musulmana, el pueblo se llamó “Colla-Aeria” (Cumbre alta), adaptándose luego como Cullera. Fue en esta época cuando el pueblo sufrió una gran transformación tanto económica (sistemas de regadíos, nuevos métodos de cultivo, etc.) como social.    En “El Cantar de Mio Cid” ya aparece esta localidad con el nombre de “Gujera”. Durante la reconquista llevada a cabo por el Reino de Aragón y dirigida en aquellos momentos por el rey Jaime I, los cristianos intentaron tomar Cullera por la fuerza en el 1235, no consiguiéndolo y teniendo que esperar al 1240 después a la capitulación de Valencia y mediante un tratado con el valí Zeyyán en el cual se prometía respetar las posesiones musulmanas en Cullera y Denia durante la toma pacífica de estas, extendiendo así el dominio aragonés.   

El 25 de Mayo de 1550, como parte de su campaña de saqueo por el Mediterráneo, el corsario berberisco Dragut asaltó la villa de Cullera y consiguió un importante botín en bienes y cautivos; el suceso causó gran conmoción en la Cullera de la época y la villa quedó prácticamente despoblada durante décadas. En la cueva en que, según la leyenda, se produjo el intercambio de prisioneros, se ubica un interesante museo sobre la piratería mediterránea en el siglo XVI.  

 Desde los años 60, la población de Cullera ha vivido un gran auge, debido a la calidad de sus playas y su clima, lo que lo ha convertido en una localidad turística de primer orden.

Usuarios en linea

Wir haben 66 Gäste online